Una exposición con más de cien mapas, maquetas, armas y documentos históricos da a partir de hoy en Panamá una visión desmitificada y realista de la piratería, actividad de la que este país fue testigo destacado desde el Siglo XVI.

Se trata de “Mare Clausum. Mare Liberum: La piratería en la América española”, exposición inaugurada este martes en el Museo del Canal Interoceánico, en el Casco Antiguo de la Ciudad de Panamá, tras haber sido exhibida en el Archivo General de Indias, en Sevilla.

La exposición, que abre mañana sus puertas al público coincidiendo con la festividad del 12 de Octubre, supone un recorrido entre los siglos XVI y XVIII, en los que las colonias americanas de España fueron víctimas de los ataques de los piratas tanto en sus puertos y ciudades como en su transporte naval.

“El hilo conductor es el análisis histórico y científico de la piratería, lejos del romanticismo con que se ha visto” este tema en los últimos tiempos gracias al cine y a la literatura, afirmó la directora del Museo del Canal, Ángeles Ramos Baqueo.

Agregó que aunque ahora se les presenta como “figuras simpáticas”, los piratas tuvieron una historia “tremendamente cruda y violenta”, y causaron “daños tremendos tanto a haciendas como a personas”.

Explicó que el título de la exposición surge de las dos teorías enfrentadas a partir del Siglo XVI sobre el tráfico marítimo: la del “mare clasum” o mar cerrado, que defendían España y Portugal para proteger el dominio de sus nuevas posesiones en América, y la del “mare liberum” o mar libre, que sostenían las demás potencias.

En la exposición se muestran maquetas de barcos y de fortines, documentos originales, digitales, cañones y otras armas de la época, así como elementos que permiten entender ese aspecto de la historia.

Además, el público podrá conectarse con el Archivo General de Indias, en Sevilla, y con el Museo Naval, de Madrid, para hacer una visita virtual a esos lugares y, en el caso del último, podrá consultar documentos históricos.

El historiador panameño Alfredo Castillero destacó la importancia del Archivo de Indias para comprender ese período histórico, algo especialmente significativo en el caso de este país, ya que debido a los numerosos incendios sufridos por la Ciudad de Panamá a lo largo de su historia su archivo histórico es “uno de los más pobres del continente americano”, dijo.

“Sin los fondos del Archivo de Indias, la historia panameña del período colonial no sería posible”, aseguró Castillero, que recordó que precisamente uno de esos incendios ocurrió durante el ataque del pirata Henry Morgan a la Ciudad de Panamá en 1671, lo que llevó a los españoles a trasladar su emplazamiento a un lugar más protegido.

Entre los documentos que se muestran hay siete originales sobre la acción de los piratas en el istmo que “por primera vez vuelven a Panamá después de tantos siglos”, dijo Ángeles Ramos Barquero.

En la exposición no podía faltar la visión de los propios piratas, con menciones a la obra de Alexandre Olivier Exquemelin, un francés que se sumó a los grupos piráticos y que participó en el ataque de Morgan a Portobelo, en la costa caribeña de Panamá, así como reproducciones de algunos de los grabados que aparecen en sus obras.

La exposición, que no estaba previsto que viajase a otro país tras su muestra en Sevilla en 2010, solo se presentará en Panamá y estará abierta al público hasta el 27 de noviembre.

Se trata de un “tema legendario”, pero hasta ahora no se había hecho un esfuerzo como este para mostrar “qué supuso la piratería, cuál fue el contexto histórico en el que tuvo lugar, cuáles fueron sus consecuencias prácticas, políticas, económicas o comerciales”, afirmó por su lado el embajador de España en Panamá, Jesús Silva.