De Colombia llega a la Feria el Quijote del Pacífico con su carrito de libros

Foto: Antonietta Zeni / EFEDesde Cartagena de Indias y guiada por el colombiano Martín Murillo llega a la Feria del Libro de Madrid “La carreta literaria”, una pequeña biblioteca ambulante con la que este antiguo vendedor de agua y frutas fomenta la lectura en parques, plazas y colegios de la ciudad caribeña.

Así, Martín Murillo Gómez, de 45 años, que siempre va tocado con un gorro blanco, está estos días en el Parque del Retiro de Madrid, para mostrar, además, de su carrito con una selección de sus mejores títulos, firmados por García Márquez, Vargas Llosa, Ospina o Abad Faciolince, su famoso libro con casi mil páginas en blanco que rellena con mil cuentos que se ha inventado y que recita de memoria.

Un libro que Murillo cuenta a los más pequeños, como ya lo hizo en el Parque del Retiro, el día de la inauguración, el 31 de mayo, donde estrechó la mano de la Reina Sofía, quien se acercó a saludarlo. Una lectura al aire libre que volverá a repetir el día 16.

Patrocinado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) y el Concurso de Belleza de Cartagena de Indias, Martín Murillo dice que lo que quiere es trasmitir el placer por la lectura y por el relato oral, por los cuentos y las historias maravillosa que no requieren prisa.

“Yo lo que quiero es promover la lectura, y me gusta prestar los libros sin compromiso, todo basado en la confianza, alguien me pide un libro, y yo se lo doy porque se que me lo van a devolver cuando quieran o puedan, y eso me parece que es lo que tenemos que promover: la red de confianza y el afecto”, explicó a Efe este bibliotecario móvil que empuja su carrito desde hace seis años, con el afecto y el apoyo de todo un Nobel, García Márquez.

“Soy prestador de libros, siete días a la semana, 24 horas al día, 365 días al año”, aseguró.

La carreta de Murillo presta libros a los lectores en las plazas y parques y muchos de ellos en las escuelas, donde cuentas sus cuentos y donde nunca vende nada. Una carreta desmontable, que los fines de semana se estaciona para que la gente se acerca, coja y devuelva su ejemplar.

La carreta, que comenzó con 120 libros y que ahora posee más de 6.000, ha estado ya en las ferias literarias de Valledupar, Guadalajara (Colombia), Caracas, Buenos Aires y Bogotá.

Un Quijote del Pacífico, como así le llaman, que comenzó vendiendo agua y fruta en su carro y que ha venido a Madrid de la mano de la escritora Antonietta Zeni, su descubridora en España.

“Conocí a Martín en Cartagena de Indias, cuando fui a presentar mi novela ‘Nonna’ -dijo a Efe Zeni- y me dijeron que dedicase un ejemplar del libro a Martín para su ‘carrera literaria’. Mi sorpresa fue cuando me encontré a Martín en la calle y tirando de una carreta repleta de libros en la que descubrí ejemplares firmados por los grandes de la literatura”.

“Martín charló conmigo y me dijo ‘yo lo que quiero es ir a España con mi carreta’ y quedé tan impresionada por su labor, que no he parado hasta traerlo”, subrayó Zeni.

Y así ha sido, la carreta colombiana descansa estos días en la Feria del Libro, como todo un símbolo del poder transformador que tiene el libro y con la intención de recorrer otras plazas españolas.

Fuente: Carmen Sigüenza / EFE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s