“Brazo extensible (para selfis)” o “paloselfi” son alternativas en español a la expresión inglesa “selfie stick”, señala la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y el BBVA.

En los medios de comunicación se ven con frecuencia frases como “Barack Obama también usa el ‘selfie stick'”, “¿Qué es un selfie stick y para qué sirve?” o “La fiebre del selfie stick”.

Para referirse al alargador que permite tomar selfis a distancia, en español puede optarse por el giro descriptivo “brazo extensible (para selfis)”, asimismo extendido con este significado, u otras alternativas que puedan funcionar bien en el contexto, como “(brazo) extensor” o “alargador (para selfis)”.

También es adecuado emplear la voz “paloselfi” (plural “paloselfis”), respetuosa con las normas de creación de compuestos conforme a la “Nueva gramática de la lengua española”: al igual que “tela de araña” y “boca de la calle” forman “telaraña” y “bocacalle”, “palo del selfi” da lugar a “paloselfi”.

En este sentido, se recuerda que la voz inglesa “selfie” puede adaptarse en español como “selfi” (o traducirse como “autofoto”), por lo que el vocablo “paloselfie”, terminado en “-e”, resulta un híbrido inadecuado entre el español y el inglés.

Finalmente, cabe señalar que las alternativas “monopodo”, “monópodo” y “monopié”, también difundidas, resultan menos recomendables, ya que en realidad no se trata de un pie (‘base o parte en que se apoya algo’), sino más propiamente de un brazo o alargador.

“Monopié”, además, ya se emplea para referirse a un apoyo de la cámara que, como el sustantivo sugiere, toca en el suelo con un solo pie.

Por tanto, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir “Barack Obama también usa el paloselfi”, “¿Qué es un extensor para selfis y para qué sirve?” y “La fiebre del brazo extensible para selfis”.

Si en todo caso se prefiere usar la expresión inglesa “selfie stick”, se recuerda que lo adecuado es escribirla en cursiva o, si no se dispone de ese tipo de letra, entre comillas por tratarse de un extranjerismo no adaptado.

La Fundéu BBVA (www.fundeu.es), que trabaja asesorada por la Real Academia Española y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, además, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Accenture, Gómez-Acebo & Pombo, CELER Soluciones, Hermes Traducciones, Linguaserve y Abengoa.