Un álbum con una única copia, que se venderá al mejor postor y que no se podrá publicar comercialmente durante 88 años. Así será “Once Upon a Time in Shaolin”, el nuevo trabajo de Wu-Tang Clan, que además puede ser el último del legendario colectivo de hip-hop.

El proyecto, del que hoy se desvelaron todos los detalles, es la peculiar respuesta de los raperos neoyorquinos a la cultura del “todo gratis” impulsada desde la llegada de internet y su alegato contra el funcionamiento de la industria del disco.

“En una era en la que el trabajo de los músicos se percibe cada vez más como algo tan accesible, barato y desechable como una caja de clips, el reconocimiento del profundo arte necesario para escribir un verso emocionante, producir un disco transformador o tener una carrera formidable, se reduce a menudo a un folleto que no se lee”, lamenta el grupo.

Por ello, los Wu-Tang Clan han decidido que su nuevo disco sea todo lo contrario: un complejo doble álbum elaborado durante seis años y del que sólo se editará una copia.

Para más inri, quien se haga con el trabajo deberá comprometerse a no publicarlo comercialmente durante décadas, aunque sí podría distribuirlo de forma gratuita, algo que el grupo no considera probable dado el alto precio que el comprador deberá pagar por la pieza.

“Cuando compras una pintura o una escultura estás comprando esa pieza y no el derecho a replicarla. Tener un Picasso no significa que puedas vender reproducciones”, explica RZA, el líder de la formación, en una entrevista publicada hoy por Paddle8, la plataforma online que se ocupará de vender el trabajo.

Esas restricciones se levantarán tras 88 años, un número que no es para nada casual, sino que responde a la fijación del grupo con la numerología y el simbolismo.

“Había 8 miembros originales del Clan cuando hicimos ‘Protect Ya Neck’ y “M.E.T.H.O.D Man”. Los números individuales de este año suman 8. El agente para este trabajo lleva el número 8 en su nombre. De lado, el número 8 es el símbolo del infinito y lo utilizamos en nuestro disco Wu-Tang Forever”, enumera RZA.

El disco, cuya única copia ha estado hasta ahora guardada en una caja fuerte en Marrakech, se venderá dentro de una lujosa caja obra de un artista británico-marroquí y estará acompañado de un folleto único en forma de libro de 174 páginas encuadernado en piel.

El precio de venta no se hará público, sino que Paddle8 recogerá ofertas de posibles compradores en privado, según dijo hoy a Efe una portavoz de la compañía.

Sin embargo, según la revista Forbes, antes de ponerlo a la venta, la banda ya ha recibido una oferta de 5 millones de dólares (4,4 millones de euros).

La apuesta por la exclusividad podría parecer contradictoria para un grupo tan consciente de sus raíces y comprometido como el neoyorquino, pero el Clan defiende que el objetivo final es “totalmente opuesto al elitismo”.

Según la banda, se trata de devolver el valor a la música grabada, algo que beneficiaría especialmente a los pequeños artistas.

“Los artistas que están en lo más alto tienen otras posibles fuentes de ingresos”, explica Cilvaringz, el productor del disco, que defiende que el modelo actual frena las creaciones de los grupos independientes y deja todo en manos de las grandes multinacionales, que apuestan por los valores seguros.

“Once Upon a Time in Shaolin” es, por eso, una declaración de guerra, algo “extremo” que busca el cambio, según Wu-Tang Clan.

“Para que el arte cambie la forma de pensar de la gente, tiene que venir de un lugar extremo”, opina RZA.

En lo musical, sin embargo, el disco es una vuelta a los orígenes, al sonido clásico de un colectivo que debutó en 1993 y que revolucionó la escena del hip-hop en la costa este de Estados Unidos.

Esa mirada atrás se intuye ya desde el título, que hace referencia al distrito neoyorquino donde nació el grupo, Staten Island, al que se refieren habitualmente como “Shaolin”.

Y aunque no es oficial, todo apunta a que ese retorno a casa es una forma de cerrar el círculo.

“El destino tiene curvas, pero parece casi seguro que ‘Once Upon A Time In Shaolin’ será el último disco de Wu-Tang Clan”, avanza RZA.

Fuente: EFE