Daniel Carbonell, conocido públicamente como Macaco, siempre ha sido relacionado con ecología y mensajes sociales, su estilo se ha definido como ecléctico pero su nuevo disco, Historias Tattooadas, el octavo de sus 15 años de carrera, deja por sentado que es más que etiquetas.

Un álbum que incluye 15 canciones y una adicional en la versión en vinilo para verdaderos fans, refleja a un Macaco distinto al que se escuchaba en sus producciones anteriores; composiciones más sencillas pero completas a la vez, con letras claras, sin tanta vuelta ni tanto rollo… Macaco le dijo adiós a los clichés del romanticismo, la sociedad, la lucha y la soledad.

El disco inicia con La huella, en la voz de Teresa María – a quien consideran la Julie Andrews española y que, además, es madre del cantautor – a manera de introducción; dándole un toque cálido desde el inicio.

El cantautor español no incluye dúos con reconocidos artistas, ha preferido hacer un trabajo más personal con las mujeres con las que convive: su madre, sus sobrinas (Mina Yvonne y Neî Bikôkô), su cuñada (Sarah Miró) y su novia (Kira Miró).

El sonido es igual de cercano, muy natural, como el orden de las canciones: inicia con una introducción, luego un manifiesto al que le siguen canciones colectivas y personales que él ha definido como “agridulces”.

A nivel rítmico, vale la mención la melancolía del bolero en La Distancia, el rítmico Ratapampam y la cumbia de Piel sobre piel.

En cuanto a la intención, cada canción tiene la suya.  Se puede distinguir a un Macaco directo en Hijos de un mismo Dios y Semillas; al Macaco abstracto en Dancing Man y al Macaco romántico en Coincidir, Volar y Good Morning Soledad.

El trabajo de la guitarra es excepcional, el disco se va contando de la mano con la expresión del instrumento ejecutado por Thomas “Tirtha” Rundqvist.

Para introducirlo a la región Centroamericana, se eligió Hijos de un mismo Dios como primer sencillo promocional, es una canción que profundiza en la realidad actual de varios puntos geográficos.

Su segunda apuesta es por Volar, una de las mejores canciones del disco, simple, con un ritmo que evoca los años 50.

Semillas es una crítica a la ingeniería genética, Me fui a ser feliz habla del exilio autoimpuesto, Gástame los labios habla de alguien que sea ha creado una coraza para vivir el día a día y así, escuchar el álbum completo es ser testigo de pequeñas narraciones que dejan al final una huella indeleble, una historia tattooada.

ACERCA DE MACACO

Macaco es uno de los artistas más importantes de la escena española y uno de los latinos más influyentes en el mundo. Ha sido galardonado con múltiples premios, entre los que destacan Ondas al Mejor Álbum por Puerto Presente(2009), Premios de la Música, 40 Principales y Rolling Stone al Mejor Disco, además de nominaciones al Grammy Latino y a los MTV Europe Music Awards.

Historias Tattooadas es la primera colaboración del artista barcelonés y su sello Mundo Zurdo con Sony Music.