El verbo “degollar” es irregular y se conjuga como el verbo “contar”, de modo que lo adecuado es “degüella”, no “degolla”, señala la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA.

Sin embargo, en ocasiones se encuentra en la prensa un uso inapropiado de algunas formas del verbo “degollar”: “Una madre degolla a su bebé de tres meses en un cementerio de Toledo”, “Estado Islámico degolla a 9 islamistas y lapida a otro por violación en Siria” o “Hay personas que matan a personas, que las sacrifican como quien degolla a un cordero o a una vaca”.

Según se señala en el “Diccionario panhispánico de dudas”, el verbo “degollar”, que significa ‘cortar la garganta o el cuello a una persona o animal’, es un verbo irregular y se conjuga como contar.

Así, algunas de sus formas de imperativo y del presente de indicativo y subjuntivo presentan el diptongo “ue”, escrito con diéresis en la “u”, en vez de la “o” (“degüello” y no “degollo”).

Esto sucede porque la “o” de esas formas, que era una vocal breve y tónica en latín, dio como resultado un diptongo en su evolución al castellano, como sucedió en otras muchas voces (del latín “fons”, “fontis” procede el castellano “fuente” o de “pons”, “pontis”, “puente”).

Así, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir “Una madre degüella a su bebé de tres meses en un cementerio de Toledo”, “Estado Islámico degüella a 9 islamistas y lapida a otro por violación en Siria” y “Hay personas que matan a personas, que las sacrifican como quien degüella a un cordero o a una vaca”

La Fundéu BBVA (www.fundeu.es), que trabaja asesorada por la Real Academia Española y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, además, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Accenture, Gómez-Acebo & Pombo, CELER Soluciones, Hermes Traducciones, Linguaserve y Abengoa.