La vida del paraguayo Agustín Pío Barrios “Mangoré” (1885-1944), artista transgresor y genio de la guitarra clásica, llega hoy a las pantallas de Paraguay, de la mano del director chileno Luis Vera y la producción de Leo Rubín.

La cinta “Mangoré, por amor al arte”, una superproducción rodada en varios países latinoamericanos que aborda desde la ficción las luces y sombras del más universal de los artistas paraguayos, se estrena hoy en los cines de Asunción.

Su presupuesto aproximado es de 1,4 millones de dólares, muy bajo en comparación con producciones del extranjero, pero para Paraguay será la cifra más alta gastada en un largometraje hasta la fecha, según dijo Vera a la agencia de prensa internacional Efe al comienzo de la postproducción del filme.

Autor también del guión, Vera ha buscado huir de los tópicos de las biografías cinematográficas al uso y ha optado por la recreación de un “posible” Mangoré, el nombre artístico de Barrios, que en la película está encarnado por el mexicano Damián Alcázar (“El crimen del padre Amaro”).

También actúan en la película Aparecida Petrowky (Brasil), Fabián Gianola (Argentina), Iñaki Moreno (España) y los paraguayos Celso Franco, Lali González, Silvio Rodas y Juan Carlos Cañete, entre otros, además de unos 1.300 extras.

El director disecciona a Mangoré desde la complejidad de un creador tan comprometido con su arte como desinteresado por la difusión comercial de sus composiciones o por el reconocimiento que sí consiguieron contemporáneos suyos como el español Andrés Segovia,

El filme también describe el carácter transgresor de Barrios, quien adoptó el seudónimo de Mangoré en homenaje a un cacique guaraní de la época de la conquista española.

Vera tampoco ha querido hacer una película estrictamente musical, aunque en ella suenan piezas emblemáticas de Barrios, a quien el paso del tiempo ha puesto entre los grandes guitarristas del siglo XX.

Así, los conciertos que se ven ejecutados por Alcázar fueron grabados por la guitarrista paraguaya Berta Rojas, dos veces nominada al Grammy Latino y una de las más importantes intérpretes de las obras de Mangoré.

La música incidental consta de varias piezas de Mangoré que por primera vez han sido grabadas con orquesta y coro, y en las que han colaborado el compositor brasileño Marcus Viana y el argentino Willy Suchard.

Todo un reto que comenzó hace cuatro años, cuando el proyecto le fue ofrecido a Vera por el periodista y productor paraguayo Leo Rubín.