hermanas20mirabal

El 25 de noviembre de 1960 fue el día en que partieron las mariposas, las 3 hermanas Mirabal murieron en República Dominicana en manos de los sicarios del dictador Rafael Leónidas Trujillo y por quien se celebra el día contra la violencia hacia la mujer.

Minerva, María Teresa y Patria Mirabal fueron fervientes opositoras de Trujillo, pues consideraban que llevaría a su país a la miseria.

Su calvario inició el 12 de octubre de 1949, cuando toda la familia fue invitada a un baile organizado por Trujillo en el palacio de un hacendado adicto al régimen. El dictador había puesto el ojo en la belleza de Minerva, pero rechazar la invitación podía traer serias consecuencias y el grupo familiar no tuvo más remedio que asistir.

Hay muchas historias al rededor de lo ocurrido en aquella fiesta, una de las más comentadas, es que la joven le hizo un desplante al generalísimo, que procedió a darle arresto domiciliario unos días después del hecho, en el hotel República junto a sus hermanas y su madre.

Dos años más tarde fueron nuevamente encarceladas, esta vez por tres semanas. Enrique Mirabal fue sometido a presiones económicas que lo demolieron, causándole la muerte a sólo 4 años de aquella fiesta.

Las Mirabal estaban convencidas de que Trujillo llevaría al país al caos y en 1960, entraron a formar parte de la Agrupación política 14 de junio, un grupo de oposición al régimen bajo el liderazgo del abogado Manuel Aurelio Tavárez, esposo de Minerva.

El dictador aumentó los arrestos y las torturas a las cuales no escaparon las Mirabales y sus esposos.

A María Teresa, los oficiales la desnudaron delante de todos para humillarla. Cuentan que se mantuvo incólume pese a los insultos y la tortura física.

Por insistencia de la OEA, semanas después, las mujeres fueron liberadas pero sus esposos fueron condenados a 30 años de cárcel, lo que las obligaba a viajar a Puerto Plata para visitarlos.

La orden de matar a las hermanas Mirabal fue dada por Trujillo desde el 4 de noviembre, pero no fue sino el 25 cuando se dieron las condiciones para su ejecución. El 25 de noviembre de 1960, Minerva, María Teresa y Patria Mercedes, partieron de nuevo hacia Puerto Plata a visitar a sus maridos presos. Para tal ocasión contrataron un jeep que conduciría Rufino de la Cruz. En el camino de regreso, fueron interceptados e introducidos violentamente en una camioneta. Los llevaron a un descampado donde fueron asesinados a golpes y sus cadáveres fueron introducidos en el jeep que fue despeñado en un barranco para simular un accidente.

Con los cuatro cuerpos dentro, los asesinos lanzaron el vehículo hacia un precipicio. Al día siguiente un diario tituló: “Tres mujeres y un chofer mueren al voltearse su automóvil”. Nadie creyó esa información y se precipitó la caída del régimen. 

En honor a estas valientes mujeres, cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 1999, a propuesta de la República Dominicana con el apoyo de 60 países.