El legendario músico británico David Bowie, autor de clásicos como “Starman” y “Space Oddity”, ha muerto a los 69 años de cáncer, informó la madrugada de hoy su página de Facebook.

Según el mensaje, el artista que popularizó el “glam rock” en los años 70 y 80, falleció este domingo “serenamente, rodeado de su familia, tras una valiente batalla de 18 meses contra el cáncer”.

“Aunque muchos de ustedes compartirán con nosotros esta pérdida, pedimos respeto a la privacidad de la familia durante el duelo”, añade la nota, a la que dirigía también el Twitter oficial de Bowie.

Su hijo, el cineasta Duncan Jones, confirmó por su parte la noticia en la red social.

“Lamento mucho decir que es verdad. Estaré desconectado una temporada. Mucho amor para todos”, escribió.

NUEVO DISCO

El cantante y multiinstrumentalista, conocido por su imagen andrógina y enigmática sobre todo en su época de máximo éxito, lanzó al mercado “Blackstar” su último disco el pasado viernes, coincidiendo con su 69 cumpleaños.

El productor musical y amigo personal de David Bowie, Tony Visconti, dijo que su último álbum fue “su regalo de despedida” para el mundo.

Visconti, que produjo desde sus inicios en los años 60 la música del artista señaló en un mensaje en Facebook que su muerte fue, como su vida, “una obra de arte”.

“Siempre hizo lo que quería hacer. Y lo quería hacer a su manera y lo quería hacer de la mejor manera. Su muerte no ha sido distinta de su vida: una obra de arte”, afirma.

“Hizo ‘Blackstar’ para nosotros, su regalo de despedida”, añade el productor.

“He sabido durante un año que así sería. Pero no estaba preparado. Era un hombre extraordinario, lleno de amor y de vida. Siempre estará con nosotros. Por ahora, está bien llorar”, declara.

La víspera de poner a la venta “Blackstar”, su vigésimo quinto álbum de estudio, presentó el vídeo musical del tema “Lazarus”, un inquietante clip de unos cuatro minutos de duración en el que Bowie aparece con los ojos vendados, levitando en la cama de un hospital psiquiátrico. Su letra empieza: “Mira aquí arriba, estoy en el cielo, tengo cicatrices que no se ven, tengo drama, no puede robarse, todo el mundo me conoce ahora”.

Y acaba: “Igual que un pájaro azul. Seré libre. ¿No es eso típico de mí?”

Este último trabajo, que contiene solo siete canciones y dura unos 45 minutos, ha sido bien recibido por la crítica en el Reino Unido.

Durante años ha habido en los círculos musicales rumores sobre la salud del cantante, muy reservado con su vida personal y que hacía contadas apariciones públicas.

Su último concierto en directo fue una actuación con fines benéficos en Nueva York en 2006.

PERSONALIDADES LO DESPIDEN

El músico británico Paul McCartney rindió tributo a Bowie con un mensaje en su página web en el que afirma que “su estrella brillará en el cielo por siempre”.

“Muy malas noticias al levantarme en esta mañana lluviosa. David fue una gran estrella y conservo como un tesoro los momentos que pasamos juntos”, dijo el antiguo Beatle.

Para McCartney, la música de Bowie ha jugado “un papel muy importante en la historia de la música británica”.

“Me siento orgulloso al pensar en la enorme influencia que ha tenido en gente de todo el mundo”, subrayó el músico, que acompañó el texto para recordar a Bowie con una fotografía de 1985 en la que ambos aparecen sonrientes.

Brian May, guitarrista de la banda de rock Queen, rindió homenaje a su amigo a través de una publicación en su blog personal, en el que remarcó que el talento del fallecido artista era “temible”.

“Esto es muy difícil de asumir”, señaló el componente de la agrupación británica en su web “Bri’s Soapbox”.

“Me he levantado tarde, después de una larga noche, para encontrarme con esta impactante noticia”, apuntó May, de 68 años, que dijo no estar seguro sobre si sería capaz de reaccionar en condiciones.

Según el guitarrista, la muerte del artista británico supone una “pérdida inestimable” tanto para la industria de la música como para todo el ámbito cultural, ya que siempre se traía entre manos nuevos “desafíos e innovaciones”.

El baterista de Queen, Roger Taylor, lo describió como “el más listo y más interesantemente brillante hombre de nuestro tiempo”.

“Qué vacío deja, y cómo le echaremos de menos”, añadió.

El cantante estadounidense de rock Iggy Pop rindió tributo al artista británico al afirmar que la amistad entre ambos era “la luz de su vida”.

“La amistad de David era la luz de mi vida. Nunca conocí a nadie tan brillante. Era lo mejor que existe. Iggy Pop”, reza el emotivo mensaje en su cuenta de Twitter.

Los miembros del grupo de rock británico “The Rolling Stones” se sumaron a las condolencias y alabaron su originalidad al declarar en Twitter que fue un “artista extraordinario”.

Sebastien Izambard, del grupo Il Divo, indicó en sus redes sociales “Una leyenda nos ha dejado. David Bowie nos ha dejado. El fue el primer concierto que vi con cinco años. Descanse en paz… Tu música te mantendrá siempre en nuestro corazón.”

En el Reino Unido, Boy George declaró en Twitter: “qué día tan triste”, mientras que en los Estados Unidos Gene Simons, de Kiss, reconoció que su canción “Changes” y los temas con la historia de Ziggy fueron “una gran influencia” para él.

El cantante de One Direction, Louis Tomlinson, le describió como “leyenda de la música”, y el actor británico Simon Pegg dijo: “Si hoy estás triste, recuerda que el mundo tiene más de 4 billones de años y de alguna manera tú has conseguido existir al mismo tiempo que David Bowie“.

La cantante Madonna se mostró “devastada” por la muerte de David Bowie y subrayó que el “gran” músico británico cambió su vida y que “su espíritu vive para siempre”.

“¡Estoy devastada! Este gran artista cambió mi vida!”, escribe Madonna en su cuenta de la red social Twitter, en la que no ahorra elogios para el autor de discos como “The Rise and Fall of Ziggy Stardust and The Spider From Mars” (1972) o “Heroes” (1977).

En una emisora de la BBC, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, que se declaró fan de Bowie desde sus comienzos, recordó que en los años 70 se sentaba a escuchar sus temas “sin parar” y disfrutaba de “quién era, qué hacía, el impacto que tuvo”.

SU VIDA

Bowie saltó a la fama en 1972, con “The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars”, y se hizo famoso no solo por sus letras misteriosas y electrizantes sino por su imagen tan espectacular como ambigua.

Sus grandes éxitos, convertidos en clásicos de la música y referencias de culto, incluyen también “Let’s Dance”, “Heroes”, “Under Pressure”, “Rebel, Rebel”, “Life on Mars” y “Suffragette City”.

El Museo Victoria & Albert de Londres dedicó en 2013 a Bowie, que durante su carrera también fue actor, una exposición que ha sido una de las más exitosas de su historia.

Un año después, en noviembre de 2014, Bowie celebró medio siglo de carrera con “Nothing Has Changed”, una ambiciosa antología que reflejaba la diversidad de rostros que cultivó en su vida.

La publicación del recopilatorio se complementó con el estreno en el Reino Unido de la película “David Bowie Is”, un documental en torno a la exposición sobre el artista en el Victoria & Albert.

Nacido en el barrio londinense de Brixton en 1947, el músico estuvo casado dos veces, la segunda con la modelo Iman, y tuvo dos hijos.