Un día como hoy, hace 30 años, se estrenó la película Laberinto (en Latinoamérica Laberinto y en España Dentro del Laberinto) dirigida por Jim Henson; un musical de fantasía que trata de una adolescente llamada Sarah (Jennifer Connelly), que tiene 13 horas para resolver los acertijos en un majestuoso laberinto para rescatar a su hermanito Toby del siniestro Jareth, el Rey Goblin, interpretado por David Bowie.

Financieramente, el filme producido por George Lucas (creador de Star Wars) fue una decepción, recaudó solamente 12.7 millones de dólares en taquilla. Sin embargo, hoy es considerada una película de culto y se encuentra entre las favoritas del cine de fantasía.

Para celebrarlo, recordemos Magic Dance, uno de los clásicos musicales de David Bowie, el Rey Goblin: