QuiqueLucca.jpg
Quique Lucca / Foto: El Nuevo Día

El director de La Sonora Ponceña, Enrique “Quique” Lucca Caraballo, falleció ayer en el Hospital Damas de Ponce. Tenía 103 años. Su muerte fue confirmada por Lorenzo Ruiz, el vecino de “Papo” Lucca, hijo de Quique.

Lucca estaba internado en el hospital desde que el pasado lunes 19 de septiembre tras sufrir una caída que le provocó una fractura de cadera. El director musical fue operado el día 22 y recibía terapias de rehabilitación. El mes pasado la familia dio a conocer la noticia de su precaria condición de salud y pedían mucha oración.

Hasta el momento, las exequias del fundador  de la orquesta serán en la funeraria Jackie Oliver en el pueblo de Ponce. El cuerpo del músico ya fue trasportado a  la funeraria. Los familiares de Lucca aún no han determinado por cuántos  días será el velatorio, puesto que ponderan velar el cuerpo del  músico en su casa y en la funeraria

Este no fue el único percance de salud que tuvo el músico. En el 1997 le dio su primer infarto. Luego tuvo otros tres infartos del corazón.

REACCIONES

Tanto artistas como políticos y fanáticos fieles han recurrido a las redes sociales para mostrar su apoyo a la familia de la cabeza de una de las orquestas que han puesto el nombre de Puerto Rico en alto.

“Lamentamos la partida de uno de lo exponentes más importante en la historia de la salsa. Don Quique Lucca, fundador d la Sonora Ponceña.QDEP”, escribió en su cuenta de Twitter el sonero de la juventud, Victor Manuelle.

Por otra parte, Elvis Crespo escribió “Se nos fue ! Deja un gran legado d calidad,consistencia y disciplina! Lo recordaré siempre animando a la @sonoraponcena

En Panamá, Arturo Illueca “El pollo” utilizó su cuenta de Instagram para publicar un video en el que se ve la radio sintonizada en Estereo Azul con el siguiente mensaje: “Falleció Quique Lucca quien junto a su hijo fundó la majestuosa Sonora Ponceña, una de mis agrupaciones favoritas de salsa. Aquí Bomba Carambomba con las talentosas vocales de Luigi Texidor ‘entre el hombre y la mujer nunca existe compromiso, ella quiere por querer y el hombre buscando el guiso!'”

El  fundador de la orquesta salsera que despuntó en la década del 70 con la fórmula de esa salsa gorda que tanto aclaman los cocolos, se destacó por ser un director visionario. Le delegó  a su hijo Paco Lucca la consolidación del estilo musical de la Sonora  Ponceña hasta el  presente. Juntos crearon la identidad de la agrupación que goza de admiración y respeto en Puerto Rico y en el exterior. Éxitos memorables como “La montaña del oso”, “Yambeque”, “Bomba carambomba”, “El pío pío”, “Boranda”, “Hasta que se rompa el cuero”, “Canto al amor”, “Moreno soy”, “Mi lindo Yambú”, “Remembranza” y “Pensándolo bien” son imprescindibles en el repertorio salsero.

Por la fila de la Sonora Ponceña han pasado más de un centenar de músicos. Esta orquesta  se distingue por  la combinación de jazz latino, guaracha y salsa.

Antes de ser director de la orquesta, don Quique fue taxista en Ponce. Transportaba pasajeros del área de la Playa de Ponce  al casco urbano. Luego le dio  vida a  un  cuarteto musical junto a su hermano Pellín. El  cuarteto evolucionó y creó el Conjunto Nacional que dio paso a la formación de la Sonora Ponceña.

Don Quique dentro de sus limitaciones por la vejez  se mantuvo activo en la música hasta  sus últimos días.