La cantante brasileña Loalwa Braz, vocalista del grupo Kaoma e intérprete de la famosa canción Chorando se foi que hizo popular internacionalmente el baile de la lambada, apareció muerta este miércoles, según reportan diversas agencias de prensa.

Su cuerpo carbonizado fue hallado cerca de su casa en Saquarema, a unos 100 kilómetros de Río de Janeiro, según medios locales.

La muerte de Braz, quien tenía 63 años, está siendo investigada por la policía. Un hombre ha sido detenido en relación con la muerte y ha confesado ser el asesino; se trata de Wallace de Paula Vieira, de 23 años y empleado del hostal que regentaba la cantante, el Azur Inn. El joven tuvo un cómplice que también ha sido detenido y la policía busca a un tercer sospechoso. Juntos, sorprendieron a la cantante sola, pues su último huésped dejó el alojamiento el martes. Las primeras hipótesis indican que la cantante luchó contra los asaltantes y se desmayó durante la pelea.

El detenido, que habría trabajado solo durante dos semanas en el hostal, mostró a la policía parte del botín que él y sus complices robaron. Entre los objetos saqueados se encontraba un disco de oro del grupo Kaoma, quienes popularizaron la famosa canción en los años 80.

Los bomberos encontraron el cadáver a las cuatro de la madrugada, tras ser alertados de un incendio en el sótano del hostal de la artista. Inicialmente se dispusieron a apagar las llamas, y fue entonces cuando recibieron otra llamada, esta vez para contener el fuego en un vehículo cercano: allí encontraban el cuerpo parcialmente quemado de Braz. El cuerpo está ahora en el Instituto Médico Legal donde le harán la autopsia, pero la policía no tiene dudas de que se trata del cadáver de Braz.

La policía se encuentra investigando las causas del crimen y entre las principales hipótesis barajan que la cantante fuera víctima de un robo que terminó en asesinato. El delegado de policía encargado del caso, Leonardo Macharet, ha declarado que  los delincuentes decidieron meter a la víctima en el automóvil por miedo a que sus gritos alertaran a los vecinos y también han podido saber que estaba viva en el momento en que prendieron fuego al vehículo, de acuerdo a la información publicada por el portal de noticias brasileño Ego.

Diversos medios citan a Macharte explicando “Este no es un crimen común en la región. Saquarema es una localidad de interior, relativamente tranquila” (…) “Fue quemada viva, esa es la parte más cruel“.