No se trata de un error, tampoco es negar a su patria, sino todo lo contrario, Lydia Arosemena tiene como objetivo dejar en alto los nombres de Panamá y Venezuela en su participación en la categoría folclórica del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.

¿Por qué Venezuela? Lo que compite en Viña del Mar es la canción y esta ingresa bajo la nacionalidad de su compositor; en este caso, El Platanal fue compuesta por Ignacio Salvatierra, quien es venezolano.

¿Qué pasa con Panamá? Tanto la categoría folclórica como la internacional tienen dos premios cada una, el de la canción y el de interpretación y no van de la mano, es decir que pueden ser premiados dos países distintos en la misma categoría; si El  Platanal gana como canción, será la primera vez que Venezuela se lleva una gaviota en la categoría folclórica, si Arosemena gana como intérprete, la gaviota volará a Panamá en las manos de la cantante.

Con esta colaboración queda demostrado que la música no entiende de fronteras. ¡Felicidades a Lydia Arosemena y a Ignacio Salvatierra y mucha suerte en la competencia!